Seleccionar, operar y mantener las bombas centrifugas y reciprocantes de la manera más eficiente, optimizando sus rendimientos a partir de la evaluación integral de las fallas presentadas y de las acciones de mejoramiento que se deriven de ellas, con el fin de incrementar su confiabilidad y disminuir los costo de funcionamiento.