Una Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) Tiene el objetivo de tratar las aguas usadas y contaminadas por el ser humano para que puedan ser vertidas al medio natural. El agua que sale de las plantas debe de cumplir con los requisitos mínimos exigidos por las Normas y la legislación.
Una EDAR Es una fábrica de lodos. Para garantizar la depuración de las aguas residuales se deben de cumplir una serie de requisitos fundamentales que se deben de llevar a cabo en todas las fases de las que consta una EDAR: diseño, construcción, operación y mantenimiento (O&M) y auditoría.
Gestionar una EDAR requiere una serie de conocimientos sobre Química, Física, Mecánica, Informática e Ingeniería, por lo que un buen jefe de planta debe de dominar todos y cada uno de estos temas. Cada que se comete un error en una EDAR significa que no se depura el agua correctamente y por tanto se vierten a ríos y mares aguas residuales. El costo de estos errores es más impresionante por los daños colaterales, en ocasiones es por falta de conocimiento. 

Asista al Ciclo Técnico Formativo completo y refuerce su formación técnica en gestión, tratamiento y aprovechamiento eficaz del Agua, donde aplicará Diseño y construcción de estaciones de tratamiento de aguas, Puesta en marcha de una EDAR, Esquema de los procesos de eliminación biológica de nutrientes en las aguas residuales y más...

Jefes de Personal, Jefes supervisores de planta, encargados de áreas de desarrollo organizacional, supervisores de procesos, líderes de proyectos.