Un producto defectuoso o de mala calidad es la peor carta de recomendación que puede tener nuestra empresa ante el usuario o cliente final. Que un producto sea de calidad no solo implica el resultado final, si no que involucra cada paso del proceso de producción, cuidando que cada detalle durante el recorrido del producto cumpla los mejores estándares, permitiendo obtener un resultado por demás favorable y totalmente satisfactorio para el cliente. 

Para una planta de producción contar con un sistema de gestión de calidad, brinda una carta segura para favorecer la rentabilidad de la empresa u organización, ya que la recomendación del cliente sea positiva o negativa tiene que ver directamente con la calidad que haya recibido de nuestro producto o servicio. Asegurándonos de cumplir con los más altos estándares de calidad y las certificaciones diseñadas para gestionar estos sistemas, es como nos podemos asegurar que cada paso en nuestra producción está pensado en brindar siempre y en todo momento la mayor satisfacción para el usuario final.

  • Conocer e identificar los principales elementos del funcionamiento de las plantas de producción, así como los fundamentos de los sistemas de gestión de calidad.
  • Brindar las herramientas necesarias para la implementación de sistemas de gestión de calidad dentro de una planta de producción.
  • Analizar las propuestas de certificación de sistemas de calidad más reconocidos a nivel nacional como lo son las normas ISO.
  • Desarrollar una visión periférica de la línea de producción y la importancia de la calidad en cada paso del proceso.

Directivos y juntas de consejo, gerentes de plante, jefes o encargados de producción, encargados de las líneas productivas, inspectores, supervisores o auditores de calidad, encargados del desarrollo en el área de producción, así como mandos medios y superiores.